martes, 14 de septiembre de 2010

El baile de San Benito

Autor: Ángel Mendoza Osuna

La guía del año festivo indica que el 2 de Abril, los habitantes del Municipio Torres, en el Estado Lara, tienen por tradición rendir culto a San Benito; aún cuando se le puede festejar en cualquier fecha por razones de promesa. Según la creencia de los vasallos de San Benito, este Santo tiene el privilegio de atraer o alejar la lluvia, para sus ritos, rogativas o velorios, los creyentes están organizados como una esclava que a su vez es dueña del Santo y lo conserva por tradición familiar, del Capitán y los Vasallos.

Según palabras de la señora Almazán (1965), la imagen de San Benito de Palermo fue llevada a El Jabón desde la población trujillana de Carache. "El es muy parrandero y milagroso, sus bailes y sus danzas son toda promesa por pagar: Así por ejemplo, el Baile de la Culebra es promesa para curar las picadas de serpiente y el del Alacrán para la picada de este animal.




Otros cantos y danzas son para divertir al Santo, tales como el Baile de la Botella y el de Los Gallos; y otro para rendirle culto, tal como El Baño de San Benito, que consiste en bañar al Santo de aguardiente, lo cual, le complace sobremanera". Tal como se puede apreciar en estos bailes a San Benito, hay elementos lúdicos, mágicos y religiosos. Seguramente por la presencia de viejas creencias indígenas o africanas, sincretizadas con rituales de la religión católica. No hay duda de que estos bailes a San Benito han perdido el fervor de ayer y más bien se han ido quedando en la memoria de algunos que aún lo veneran.